Inicio Selección Económica Entre historia y tradición: así se celebra el Día Internacional del Vermut

Entre historia y tradición: así se celebra el Día Internacional del Vermut

El próximo domingo, 24 de marzo, se celebra el Día Internacional del Vermut, ya que durante los últimos años se conmemora coincidiendo con el primer domingo de la primavera.

Los impulsores sostienen que un domingo al mediodía en España puede ser el “escenario perfecto” para disfrutar de un vermut bajo el sol, “en una terraza, rodeado de amigos o disfrutando de la propia compañía”. Esta imagen, que bien podría recordar a un anuncio protagonizado por celebridades, refleja una escena genuina y cotidiana, cada vez más arraigada en la cultura española: el terraceo y el vermut como protagonistas de la vida social.

Tanto que la expresión ‘hacer el vermut’ va más allá de compartir un vaso de esta bebida y se ha convertido en una tradición que se relaciona directamente con el descanso, la desconexión, la gastronomía y la vida social. Ahora, esta costumbre previa a la hora de comer, es una tendencia gastronómica que engloba esa sensación de sobremesa antes incluso de empezar a comer.

Hay quien dice que el origen de la historia de este licor aromatizado con hierbas se remonta hasta épocas donde los antiguos griegos maceraban vino con especias para hacer bebidas medicinales.

MAS:  Desconfianza en la seguridad del hogar: un 40% de los españoles no deja copias de llaves a terceros

Esto dista de la actualidad o de una época un poco más reciente. No fue hasta bien entrado el siglo XIX que el vermut se estableció en España, después de que Italia lo pusiese en el punto de mira y comenzara a esparcir su aroma por el resto de Europa. Algunos dicen que los primeros surgen en Reus (Cataluña), donde se establecieron algunas fábricas. Otros en Huelva, dónde se ha encontrado una que data de 1870. Y otros dicen que Augustus Perucchi -una de las marcas referentes en la actualidad- fue el responsable de aquella pionera elaboración. Tal fue su popularidad en la sociedad española que se volvió una costumbre reservarse esa hora previa a la comida para hacer un descanso del trabajo con un vermut en mano en forma de aperitivo, sobre todo en las grandes ciudades.

Poco a poco, esta costumbre se hizo tradición, hasta llegado el punto que ahora se conoce la una del mediodía como la ‘hora del vermut’, en la que este licor que le da nombre, en muchas ocasiones -y cada vez más- tiene un lugar en la mesa. De hecho, la emergencia de 100 marcas nuevas de vermut alrededor del mundo desde 2012 es un testimonio de su creciente popularidad, según señalan fuenes como ‘Infobae’ (2023) o ‘Ámbito’ (2023). Además, en un corto período de tiempo, de 2017 a 2020, la categoría de vermut experimentó un crecimiento del 300%, según Rocío Osborne, directora de Comunicación de Grupo Osborne, en una entrevista para el medio digital ‘Directo al Paladar’ (2023).

MAS:  ICEETS: La medición del impacto social se impone como una práctica fundamental en las organizaciones

Este resurgir se ha visto impulsado, entre otros factores, por la tendencia a lo auténtico, a los productos artesanales y a su alta calidad. Instituciones -ahora ya históricas por su larga y potente trayectoria- como la emblemática Martini con su legado de artesanía y experiencia en cada botella; Yzaguirre, con su apuesta por la calidad y lo tradicional; o Perucchi, con su cuidadosa técnica artesanal y local que apenas ha variado desde 1876, cuando la fábrica abrió sus puertas; son parte del engranaje de esta nueva tendencia que atrapa la nostalgia de los que lo vivieron hace unos años y seduce a las nuevas generaciones que se suman a la tradición casi sin pestañear.

MAS:  Grupo Gallo colabora con celíacos para mejorar sus productos sin gluten

Jean-Noël Reynaud, CEO de Magellan&Cheers, un grupo internacional que ha adquirido el la marca Perucchi, asegura que “especialmente en los dos últimos años hemos visto un auge del consumo de vermut, particularmente destacable en el segmento de calidad “premium” del mercado”. Y es que, según indican los estudios de Jouran Research Consumer, actualmente los consumidores están más dispuestos a pagar por calidad, y estos sentimientos que afloran en saborear tiempos pasados incitan a gastar más. De la misma forma que cuando un producto se considera como local, se percibe de mayor calidad, como concluye un estudio liderado por la Universidad de Arkansas.

Una de las claves cruciales para conseguir este renacer, ha sido la innovación, ya que a partir de nuevas iniciativas este licor ha conseguido adaptarse a las nuevas modernidades y tendencias, consiguiendo así reenganchar a un público ansioso de novedades y reinvenciones de sabores tradicionales. Como Martini, que aunque su esencia siempre se mantiene en Piamonte, ha conseguido llegar a


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl tiempo para hoy en Jerez de la Frontera, 23 de marzo de 2024
Artículo siguienteHuawei mantiene su liderazgo en solicitudes de patentes europeas