Inicio Selección Económica Santa Ana abre sus puertas en Menorca como el nuevo retiro exclusivo...

Santa Ana abre sus puertas en Menorca como el nuevo retiro exclusivo de Vestige Collection

La colección de hoteles y fincas privadas Vestige Collection presenta Santa Anta, su primer agroturismo y tercera propiedad que abre sus puertas en España. Tras la inauguración de Son Vell el verano pasado, su primer hotel en Menorca, y del Palacio de Figueras en Asturias, en formato estate privado, Vestige Collection vuelve a “la isla de la calma” con una propuesta que augura convertirse “en el lugar de retiro más exclusivo de Menorca”.

Situada en una finca de 210 hectáreas, Santa Ana cuenta con tres edificios que albergan dos suites con terraza y jardín privado, cuatro habitaciones, una biblioteca, cocina exterior con barbacoa y una impresionante piscina de 16×9 metros con una amplia terraza para tomar el sol. El tamaño de la finca, con jardines con flores y hierbas mediterráneas aromáticas, y una gran parte del terreno está dedicada a los bosques y la naturaleza, se traduce en privacidad y una tranquilidad absoluta.

Su ubicación, a poca distancia a pie de dos de las mejores calas de la isla, Macarella y Macarelleta, hace de Santa Ana una opción “ideal para quienes quieren gozar de las aguas turquesas de las islas Baleares sin comprometer su paz, bienestar y privacidad, ya que permite a los huéspedes disfrutar de estas magníficas calas casi en exclusiva, tanto a primera hora de la mañana como al final del día”.

MAS:  LaLiga tiene más mujeres en los consejos de administración que empresas cotizadas

PAZ Y BIENESTAR

Santa Ana cuenta con todo lo necesario para que sus huéspedes “gocen de unas vacaciones inolvidables en un espacio idílico que respira lujo y privacidad”. La finca cuenta con tres edificios que albergan habitaciones apacibles y elegantes espacios compartidos. La casa principal, la Casa del Payés, dispone de una suite principal de 30 m² con preciosas vistas al campo y una terraza de 20 m² para salir a disfrutarlas. Además, también cuenta con una suite aún mayor, de casi 40 m², situada en un edificio propio con jardín privado, el Granero. A poca distancia, en una boyera o establo tradicional, que ha sido reformado de forma creativa, cerca de la amplia zona de piscina, se hallan otros cuatro elegantes dormitorios, todos ellos de más de 30 m².

La Casa del Payés tiene tres amplios salones y una biblioteca para relajarse. Los huéspedes pueden charlar y comer juntos en la cocina abierta y en un precioso comedor. En el exterior, hay espacios sombreados para descansar o comer, y la zona de piscina está provista de una cocina exterior, un comedor cubierto y una amplia terraza con tumbonas “tan cómodas como elegantes”.

“Hospedarse en Santa Ana es sinónimo de vivir momentos de ensueño en familia o con amigos, Es por lo que, además de ofrecer una amplia selección de instalaciones perfectas para disfrutar de momentos de relax, el agroturismo pone a disposición de sus huéspedes una serie de experiencias que les invitan descubrir la isla y vivirla en todo su esplendor. Alquiler de barcos privados para acceder a calas solitarias, paseos a caballo, excursiones privadas por la Ciudadela de Menorca, excursiones en bicicleta de montaña por la ruta del Camí de Cavalls u observación de estrellas guiada, son algunas de las actividades de las pueden gozar los visitantes”, explican desde la compañía.

MAS:  La moda nupcial y alta joyería se destacan por su personalización y exclusividad

Al igual que en todas las propiedades de Vestige Colletion, el proceso de restauración que se ha llevado a cabo en Santa Anta se ha desarrollado de forma cuidada y delicada, manteniendo siempre un profundo respeto hacia la identidad propia de los edificios.

“Estamos encantados de finalmente abrir las puertas de nuestro primer agroturismo en Menorca y recibir a nuestros primeros clientes. Después de 3 años, durante los cuales se ha llevado a cabo un proceso de restauración minucioso, Santa Ana está lista para dar la bienvenida a sus huéspedes, y ofrecerles una nueva y exclusiva forma de disfrutar del relax que ofrece esta maravillosa isla. Esta finca se suma a Son Vell también en Menorca y a Palacio de Figueras, en Asturias para seguir ofreciendo experiencias de lujo en lugares de ensueño”, señala Sebastian Styger, VP Sales and Marketing de Vestige Collection.

MAS:  Unidad y rechazo al racismo: la postura de los clubes de LaLiga este fin de semana

VESTIGE COLLECTION

Los hoteles y ‘estates’ privados de Vestige son propiedades “únicas y singulares, situadas” en edificios emblemáticos y entornos excepcionales, muchos de ellos incluso considerados como Bienes de Interés Cultural, que invitan a sentir la historia original de cada emplazamiento. En su misión de convertirse en el “custodio” del legado histórico-cultural y del patrimonio arquitectónico de nuestro país, Vestige Collection señala que ha creado un nuevo concepto de hospedaje, que ofrece “experiencias de lujo relajado en espacios extraordinarios ubicados en delicados entornos naturales”.

Vestige Collection conserva la herencia única de las propiedades recuperadas para sus hoteles y estates privados. La preservación, recuperación y rehabilitación de cada una de las localizaciones de Vestige se lleva a cabo con el mayor rigor histórico fusionando las mejores técnicas de rehabilitación. Para ello se recurre a sistemas tradicionales de construcción, utilizando materiales locales y colaborando con artesanos de la zona en la que se ubica cada propiedad, que cuenta con un proyecto propio de rehabilitación histórico y arquitectónico, desarrollando la reinserción de la propiedad en la comunidad local y conceptualizando el hotel o estate en cada caso”, concluyen.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorDetenida en Cádiz por golpear y amenazar a enfermera en un centro de salud
Artículo siguienteLa alianza con Arabia Saudí es vital para la economía española, enfatiza Isabel Rodríguez